martes, 8 de diciembre de 2009

Retarder Scania, el sistema de frenado para camiones


El Retarder Scania es un freno adicional que ayuda a controlar o disminuir la velocidad del vehículo sin tener que utilizar los frenos de las ruedas. El sistema, que actúa hidráulicamente, está integrado mecánicamente a la caja de cambios e interactúa electrónicamente con otros sistemas del vehículo. Empleado en combinación con el freno motor, el Retarder provee una potencia de frenado de hasta 883 CV. Eso permite mantener el vehículo bajo control en pendientes y con grandes cargas.

Funciona en cualquier topografía.

Se acciona de dos maneras:

-Automática

-Manual.

En el primer caso (recomendado), se activa cada vez que el conductor presiona el pedal de freno (igual que cuando se usan los frenos convencionales. De esa forma, el sistema acciona progresivamente el Retarder, el el freno motor y los frenos de servicio, de acuerdo con la necesidad, sin que el conductor note ese proceso. La respuesta siempre es segura y proporcional a la presión aplicada sobre el pedal.

La opción manual se acciona mediante una palanca ubicada detrás del volante, que tiene cinco posiciones de frenado. La quinta posición activa también el freno motor y sólo se usa en casos de urgencia, cuando se requiere la fuerza máxima de frenado. cuando se utiliza con el Sistema Antibloqueo de Frenado (ABS), se puede prefijar la velocidad de descenso por medio de un botón ubicado en la palanca del Retarder. Así, en las bajadas el camión aplica por sí mismo la potencia de frenado necesaria para trasladarse a la velocidad deseada. Mientras, el conductor se ocupa sólo de controlar la dirección del rodado. Mediante un leve toque al acelerador, el Retarder se desactiva y permite encarar la siguiente cuesta con una buena velocidad inicial. Eso repercute en menores tiempos de viaje y ahorro de combustible.

La última versión del Retarder Scania aprovecha los avances de la tecnología del bus CAN, incorporada en la nueva línea de camiones.

Los frenos convencionales de un camión o un ómnibus emplean un sistema mecánico que, al ser accionado, presiona, mediante una pieza revestida con un material de desgaste, al tambor o disco de freno que gira con la rueda. Esa fricción transforma la energía de frenado en calor, que se disipa en el aire.

Los elementos que se rozan entre sí, producen un rápido desgaste, que se incrementa a medida que aumenta la temperatura de los frenos. En ocasiones, el calor puede ser tan alto que los tambores o discos se ponen al "rojo vivo". Además se produce una capa de vapor lubricante que elimina la fricción, que puede hacer perder el control del vehículo en condiciones extremas.

El Retarder, en cambio, no utiliza los frenos mecánicos, si bien puede usarse en combinación con ellos. Está compuesto por turbinas hidráulicas que se encuentran dentro de la caja de cambios y frenan el giro de las ruedas desde ese lugar. Así, mantienen el calor producido por la energía de frenado lejos de los discos y tambores del freno convencional.

Para refrigerarse, utiliza los conductos del radiador del camión. Eso mantiene los frenos de servicio siempre fríos y listos para actuar en casos de emergencia o para detener el vehículo por completo. En rigor, esos son los únicos casos en que se usan los frenos convencionales cuando se instala el Retarder.

El reemplazo periódico de cintas, pastillas, discos y campanas, y el tiempo que los equipos deben estar parados para realizarlo, conllevan un costo importante en la operación del transportista. Como el Retarder Scania se emplea en el 90% de las frenadas, prolonga la vida útil de los frenos mecánicos hasta cuatro veces en comparación con un vehículo similar sin Retarder.

El sistema fue desarrollado y es fabricado por Scania para sus cajas de cambio y es una pieza opcional integrada a ellas. A diferencia de otros equipos electromagnéticos o hidráulicos que se venden por separado, el Retarder Scania es efectivo incluso cuando se circula a bajas velocidades y, por estar totalmente cerrado, no es sensible a la suciedad del ambiente.

Como no posee piezas que se rozan entre sí, el único mantenimiento que requiere es el control del fluido hidráulico de acuerdo a tiempos programados. Si ocurre alguna falla, el sistema previene al conductor a través de un indicador en el tablero.

En las regiones frías o durante los inviernos rigurosos, el Retarder se utiliza con el vehículo detenido para calentar el motor de manera rápida. De esa forma, se llega a una temperatura de régimen en poco tiempo e, incluso, se dispone de más energía para calentar el habitáculo del conductor. También actúa como un calentador adicional para ómnibus.

El Retarder cuenta con el aval de la marca y con la posibilidad de disponer de repuestos de manera inmediata en todo el territorio nacional y los países limítrofes.

Características del Retarder Scania

*Reduce la velocidad sin usar los frenos convencionales

*En modo automático, se combina con el freno motor y los frenos convencionales cuando se presiona el pedal de freno, sin que el conductor note el proceso.

*En combinación con el Sistema Antibloqueo de Frenado (ABS), permite prefijar la velocidad de descenso en pendiente.

*Actúa en el 90% de las frenadas.

*Los frenos convencionales permanecen fríos y listos para utilizar en situaciones de emergencia.

*Prolonga la vida útil de los frenos convencionales hasta cuatro veces.

*Reduce los tiempos de viaje y el consumo de combustible

*Aumenta la seguridad.

*Desarrollado y fabricado por Scania

*Reduce los costos de mantenimiento
Fuente: Scania Kilómetro

3 comentarios:

Anónimo dijo...

hola me gusto su nota me aclaro mis dudas saludos desde mexico

Braulio MEDINA RODAS dijo...

me agrado la publicacion y me saco de algunas dudas que yo tenia. pero tengo un problema con un scania r480 con mootor v8 resulta que el sistema electrico trabaja bien pero el mecanismo no retarda al camion ni en minimo.

david wilton romero paredes dijo...

Excelente la explicación..