miércoles, 12 de septiembre de 2007

Conducción segura de bicicletas

Conducir una bicicleta puede constituirse en una actividad sumamente placentera porque nos permite ejercitar nuestro cuerpo, despejar nuestra mente y transportarnos de forma autónoma de un lugar a otro.

Sin embargo, existen determinados comportamientos de seguridad que son necesarios realizar para evitar accidentes .La bicicleta es un vehículo y el entorno en el que circula es complejo y riesgoso. Las situaciones de riesgo que enfrenta un ciclista son muchas pero, para cada una de ellas, es posible tener en cuenta algunas medidas preventivas. Realizando una conducción segura de bicicletas se podrá aprovechar al máximo los beneficios que ofrece este vehículo, tanto para la salud como para la recreación, la movilidad y la sustentabilidad.

El cruce por la derecha

POSICIÓN: Circular por el carril de la derecha y por el centro del mismo, lo cual permite a los otros usuarios, verte mejor en los cruces e intersecciones.

Observa las dos líneas “A” y “B” del dibujo. Probablemente estás acostumbrado a circular por la posición “A”. Sin embargo el conductor del auto, al llegar a la intersección, para comprobar si se aproximan otros vehículos, en lugar de mirar la trayectoria de la bicicleta o a la zona más cercana al borde; busca otros coches en el centro del carril.

Cuanto más al centro se esté (como se muestra en “B”) más probable es que el conductor te vea.
Esto tiene ventajas añadidas: si el automovilista no te ve y empieza a salir, puedes desplazarte incluso más a la izquierda, o puedes acelerar y apartarte de su camino antes de impactar, o rodar sobre el capó mientras el coche reduce la
velocidad.

Resumiendo, da más opciones ya que, si te quedas pegado a la derecha y vienen coches, tu única “opción” es ir directo contra la puerta del conductor.

VELOCIDAD: Reduce la velocidad y disminuye la marcha lo suficiente para estar seguro de poder parar si es necesario.

OBSERVACIÓN: Utilizar luz delantera de color blanco.


La puerta

POSICIÓN: Circular por el centro del carril para no impactar con ninguna puerta que se abra inesperadamente. Puede que desconfíes de circular en esta posición, pero si se circula pegado a la derecha es mucho más probable impactar contra una puerta de un coche estacionado que ser atropellado por detrás por un coche que puede verte con claridad.



Semáforo en rojo

POSICIÓN: No pararse en el ángulo muerto (a la derecha del vehículo) sino detrás del automóvil, como se muestra en el dibujo. Esto te hace muy visible desde todos los ángulos. Es imposible que el coche que esté detrás de ti no te vea si estás justo enfrente de él.




El giro a la derecha

POSICIÓN: Circula por el centro del carril derecho. Ocupar el carril completo hace difícil que te adelanten los coches para cortarte el camino o echársete encima No adelantes por la derecha. Este choque se evita fácilmente. Basta con que no adelantes a ningún vehículo por la derecha.

VELOCIDAD: Reduce la velocidad antes de entrar en la intersección Si un coche delante de ti va a 10 km/h, reduce también la velocidad detrás de él. El coche acabará por acelerar. Si no lo hace, adelántalo por la izquierda cuando sea seguro.

OBSERVACIÓN: Mira por el espejo o gira la cabeza antes de acercarte a una intersección. Asegúrate de mirar bien antes de llegar a la intersección. Cuando estés ya atravesando el cruce, necesitarás prestar atención a lo que tengas enfrente de ti.

El cruce a la izquierda

POSICIÓN: No circules por la vereda. Cuando sales de la acera para cruzar la calle, eres invisible para los coches que están girando.

VELOCIDAD: Reduce la velocidad. Si no puedes tener contacto visual con el conductor (sobre todo por la noche), reduce la velocidad tanto como puedas para parar si es necesario. Es incómodo, claro está, pero evita que te atropellen.

OBSERVACIÓN: Utiliza una luz delantera de color blanco. Si circulas por la noche, deberías usar una luz frontal, sin dudarlo. Coloca reflectivos en la bicicleta (paragolpes, pedales, etc.) y utiliza ropas con reflectivos.


El atropello por detrás


POSICIÓN: Circula por el centro del carril. No circules por una zona donde haya autos estacionados, aunque no haya vehículos en el momento que estás circulando.

Puedes sentir la tentación de circular por esta zona volviendo al carril con tránsito cuando encuentres un coche estacionado. Esto te pone en peligro de que te golpeen por detrás. En lugar de eso, circula bien recto por el carril con tránsito.

Circula por calles anchas cuyo carril sea tan ancho que quepan cómodamente un coche y una bicicleta juntos. Así un coche puede pasarte rápido y no chocar contigo, ¡aunque no te haya visto! Circula por calles con tráfico lento.

Cuanto más despacio vaya un coche más tiempo tiene el conductor para verte. Son más aconsejables las calles secundarias. Investiga cómo realizar tus trayectos por este tipo de calles.

Utiliza las calles pequeñas durante los fines de semana. El peligro de circular los viernes y los sábados por la noche es mucho mayor que otras noches porque hay gente que conduce alcoholizada. Si circulas en una noche de fin de semana, asegúrate de ir por calles secundarias antes que por calles principales.

VELOCIDAD: Si necesitas cambiar tu dirección, reduce la velocidad para observar el tránsito que circula por detrás y comprobar si puedes hacer la maniobra.

OBSERVACIÓN: Nunca, de ninguna manera, te muevas a la izquierda sin comprobar por tu espejo o mirar primero hacia atrás. A algunos automovilistas les gusta adelantar ciclistas a una distancia de centímetros, así que moverte inesperadamente, aunque sea una pizca hacia la izquierda, te puede colocar en la trayectoria de un coche. Es de mucha utilidad colocar espejos en el manillar y, usar luz trasera de color rojo, para poder ser vistos de noche.

Más medidas de seguridad

*Evitar las calles concurridas Uno de los errores más graves que la gente comete cuando empieza a utilizar bicicletas es usar las mismas calles que usaba cuando iba en auto. Normalmente es mejor escoger calles con menos coches donde éstos vayan más lentos.

*Encender las luces Al circular de noche, se debe usar una luz trasera intermitente de color rojo. Muchos accidentes se deben a la falta de luces en las bicicletas durante la noche. En 1999, el 39 % de las muertes de ciclistas en EE.UU, sucedieron entre las 18 horas y medianoche (USA Today, 22-10-01).

*Realizar controles periódicos de la bicicleta Siempre resulta buena idea asegurarse de que todo en la bicicleta está funcionando correctamente. Se debe crear el hábito de chequear que los frenos funcionen y también, que no haya partes flojas o rotas en la bicicleta.

*Ocupar el carril completo cuando sea necesario. Aunque con frecuencia se sugiere, circular pegado a la derecha para mantenerse fuera del camino de los vehículos que adelanten, es más seguro hacerlo por el centro del carril. Ello permite que los vehículos que se aproximan en los cruces e intersecciones, puedan ver al ciclista como así también, en los adelantamientos, considerar a la bicicleta como a cualquier otro vehículo; ésto obliga a los otros usuarios a reducir la velocidad, dejar las distancias de separación apropiadas, etc.

*Utilizar casco y otros elementos de protección personal. La mejor manera de proteger la cabeza y la cara es usando un casco. También es conveniente usar anteojos para evitar que entre polvo o algún insecto en los ojos y guantes para proteger las manos. Usar ropa de colores claros y con reflectivos, porque asegura poder ser vistos durante el día y a la noche, lo cual constituye una gran ventaja de seguridad.

*Circular en el mismo sentido de los otros vehículos. La bicicleta es un vehículo y por lo tanto, debe circular en el mismo sentido de marcha que el resto de los vehículos, tanto en ciudad como en zona rural.

*Realizar las maniobras con seguridad. Antes de realizar cualquier maniobra observar al resto de los vehículos, señalizar con claridad y antelación suficiente y realizar la acción cuando se pueda hacerlo sin peligro.

*Evitar adelantarse. El adelantamiento es la maniobra más peligrosa. Se debe realizar cuando sea imprescindible, con rapidez; y como norma general por la izquierda Recordar mantener una distancia de seguridad no inferior a 1,5 metros.

*Ceder el paso. Los vehículos que se aproximan por la derecha, tienen la preferencia de paso, salvo señalización en contrario.


EN LA CIUDAD: Circular por el centro del carril de la derecha, sin hacer zigzag entre los vehículos.

EN LA RUTA: Si hay carril especial para bicicletas, debe ser utilizado, si no lo hay, circular por la banquina. Si ésta no existe o no es utilizable, circular lo más cerca posible del borde de la calzada. Recordar que
está prohibido circular por autopistas.

Fuente texto y fotos: ISEV (Instituto de Seguridad y Educación Vial)